Corydoras julii

$5.000

Check Hay existencias

Etiqueta:

Descripción

Clasificación

Orden: Siluriformes
Familia: Callichthydae
Género: Corydoras
Especie: C. julii

Distribución

Sudamérica, curso inferior del Río Amazonas y ríos costeros del Noroeste de Brasil.

Forma

Cabeza más grande que el resto del cuerpo, que se va estrechando hasta llegar a la cola; forma aplanada en la zona ventral. Placas óseas solapadas en lugar de escamas; dos pares de barbillones en la mandíbula superior. Como el resto de miembros de la familia es capaz de mover los ojos. Disponen de aleta adiposa detrás de la aleta dorsal, y tanto las aletas dorsales como las pectorales presentan un primer radio duro con forma de espina.

Los barbillones son muy delicados y les sirven a la vez para la reproducción, para buscar comida y para la comunicación sensitiva entre ellas. Unos barbillones afectados pueden provocar una infección bacteriana e incluso una necrosis.

Coloración

La tonalidad general es grisácea, presentando por todo el cuerpo una serie de manchas oscuras alargadas e irregulares. Su aleta dorsal presenta una mancha oscura característica.

Muy confundida con Corydoras trilineatus, puesto que no es sencillo diferenciar una de la otra, hasta tal punto que una gran parte de los ejemplares vendidos como C. julii son en realidad C. trilineatus o híbridos entre ambas especies, puesto que los verdaderos C. julii son mucho más difíciles de encontrar.

Tamaño

Alcanzan unos 5,5 cm (sin contar la aleta caudal)

Dimorfismo sexual

La forma del macho es ligeramente más puntiaguda y su tamaño inferior al de la hembra.

Esperanza de vida

Con unas condiciones de mantenimiento adecuadas, puede alcanzar e incluso superar los 10-12 años de edad.

Parámetros del agua

pH: 6,0 – 7,5
gH: 5 – 15
Temperatura: 23 – 26 ºC
NO2: 0 mg/l
NO3: < 20 mg/l

Acuario

Las corys son muy tímidas. Es mejor que dispongan de muchos escondites en el acuario. Para un biotopo parecido al natural es mejor madera que plantas, ya que los ríos de Sudamérica tienen esta característica.

Es conveniente que el acuario disponga de un sustrato de una granulometría fina y no abrasiva, a fin de que estos peces puedan escarbar a su antojo a la búsqueda de alimento, exactamente igual que hacen en libertad. A principios de 2018 se descubrió otra función de la arena: la de higiene bucal. Escarban la arena, aspiran la arena con toda velocidad y la tiran por sus agallas con el fin de buscar comida. Esta operación tiene también un efecto abrasivo sobre ciertos parásitos localizados en las agallas.

A las Corydoras en general, les gusta:

  • Escarbar en la arena en cardumen
  • Esconderse y descansar en troncos
  • Plantas en la corriente para colocar sus huevos
  • Perseguirse en los acoplamientos
  • Mucha corriente.

De esta forma, se recomienda para un acuario con Corydoras:

  • 50 a 80% de playa de arena
  • 30 a 40% de madera
  • 10 a 20% de plantas.

No está de más tapar el acuario. Aunque no sea lo habitual, puede ocurrir que las Corydoras lleguen a saltar del acuario: cuando van a tomar aire atmosférico, por culpa de su propio impulso o bien cuando quieren huir de peligros como la presencia de peces agresivos o toxicidad del agua, por ejemplo.

Alimentación

En libertad se alimentan de gusanos, crustáceos e insectos. En cautividad son omnívoros y aceptan cualquier tipo de alimento que encuentren sobre el sustrato. Habida cuenta de sus hábitos alimenticios deberemos asegurarnos de que les llega comida suficiente, para lo cual podemos complementar su dieta con pastillas específicas para peces de fondo.

Comportamiento

Pez de cardumen, pacífico, gregario, tímido y apto para acuario comunitario. Compatible con otros peces amazónicos. Necesitan vivir en grupo, cuanto más numeroso, mejor; serán menos tímidos y se moverán más por el acuario. A partir de 14 individuos, su comportamiento será cercano al natural. Como el resto de miembros de la familia, normalmente ignoran por completo al resto de habitantes del acuario, sin embargo, es mejor evitar especies territoriales del mismo nivel de vida. Permanecen la mayor parte del día descansando a la sombra, y su actividad aumenta a las horas de la comida y por la noche. No obstante, si observamos que están activas por la noche e inactivas durante el día, podría ser debido a:

  • Grupo insuficiente
  • Mala proporción hembras/machos
  • Acuario mal montado
  • Falta de corriente en el acuario
  • Otras especies que las intimidan.

La causa de la falta de unión entre dos grupos de corys de la misma especie compradas en tiendas distintas, proviene de la misma naturaleza gregaria de las Corydoras y en su aprendizaje por mimetismo. No se entienden, no llegan a comunicarse entre ellas o no se conocen. Las Corydoras emiten sonidos entre ellas que tienen que ajustar a la misma frecuencia para poder llegar a entenderse; cada Corydoras tiene su propia frecuencia de comunicación. Ese aprendizaje es largo y el grupo puede tardar entre 4 y 8 meses para llegar a formar un cardumen unido. Ese medio de comunicación es importante y fomenta la unión del grupo. A través de este aprendizaje de sonidos los alevines aprenderán a escarbar, a alimentarse como toca; también siguiendo el comportamiento de los adultos por mimetismo. Ese aprendizaje por sonidos y mimetismo representa un aspecto social muy importante entre las Corydoras y fomentará la unión del grupo. En ese sentido, se recomienda comprar todo el cardumen de corys de una sola vez o, si esto no fuera posible, entender que necesitarán un tiempo en funcionar y actuar como un único cardumen.

++Notas++
Existe la errónea creencia de que las Corydoras se alimentan de desperdicios. Nada más lejos de la realidad, son peces que requieren el mismo tipo de alimentación que cualquier otro pez, y jamás se alimentarán de ningún desperdicio.

Las corys son difíciles de curar, ya que, por su carácter gregario, si ponemos una cory sola en un acuario hospital, es posible que se deje morir. Son, además, muy sensibles a la sal, zinc y cobre. Incluso puede ser mortal para ellas (y muchos tratamientos contienen estas sustancias). Para incrementar sus posibilidades de curación, es mejor colocar el acuario hospital junto al acuario principal para que vea a sus compañeras. El factor de grupo es primordial en su estado de ánimo para luchar contra la enfermedad.

Por ello, más vale tener un acuario muy bien mantenido para prevenir problemas de salud.

Otro factor de riesgo proviene de los acuarios plantados que necesitan abonado. No se aconseja, salvo en dosis pequeñas, el uso de abonado para las plantas cuando hay Corydoras. Estas son sensibles a los metales de “transición”: titanio, cobre, hierro, níquel, al zinc y al aluminio, pero aceptan mejor los metales alcalinos como el potasio y también magnesio y calcio. En este sentido, es mejor elegir plantas rústicas que no necesiten abonado o que necesiten poco. El abonado líquido es peor que el abonado por el sustrato. No va a matar a las Corydoras, pero va a reducir su longevidad. Los metales de “transición” les pueden provocar trastornos neurológicos.
— . —
Fuente: acuariofiliamadrid.org

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mi acuario (@miacuario.cl)

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Corydoras julii”

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

CUENTA
Lista de deseos
Lista de deseos
Inicio de sesión
Crear una cuenta

Se enviará un enlace para establecer una nueva contraseña a tu dirección de correo electrónico.

Tus datos personales se utilizarán para respaldar tu experiencia en este sitio web, para administrar el acceso a tu cuenta y para otros fines descritos en nuestra política de privacidad.

Recuperación de Contraseña

¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingresa tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirás un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

ARRIBA
Arrow

BOLSA DE COMPRA 0

No puedes copiar el contenido de esta página.

Added to wishlist!